lunes, 20 de mayo de 2019

Quizá por eso es tan auténtica.


La soledad de nuestras ausencias,
no se parece a ninguna otra soledad.
El alma se desordena, se desajusta,
                                       nada ocupa su sitio
Solo encuentro refugio en estas líneas,
                                                      en mis sueños,
donde te abrazo hasta quedarme dormida
en un despertar que nunca pretendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario