domingo, 26 de agosto de 2018

NO TIME

No matter the time of day
to write to you with my hands,
with my feet, with my tongue,
with my eyes, with my whole being.

Time feels incapable
to interrupt the time,
when it reaches our eternity.
You still remain in that first kiss
who refuses to die in his agony.

I feed on those irretrievable traces;
powerful reason for before, during
      and after.
From the memory that is present
and, when it comes to the truth
 disappears into the light.

jueves, 23 de agosto de 2018

miércoles, 22 de agosto de 2018

SIN HORA

No importa la hora del día
para escribirte con mis manos,
con mis pies, con mi lengua,
con mis ojos, con todo mi ser.

El tiempo se siente incapaz
de interrumpir al tiempo,
cuando alcanza nuestra eternidad.
Aún permaneces en aquel primer beso
que se niega a morir en su agonía.

Me alimento de esas huellas irrecuperables;
poderosa razón del antes, del durante
      y del después.
Del recuerdo que se hace presente
y, al asomar a la verdad
 desaparece con la luz.






lunes, 20 de agosto de 2018

Libertad



Escribo la palabra poesía.
La extiendo
sobre el umbral del que me lee.
Al borde de una hoja en blanco
busco el paradigma de las letras,
me desnudo ante el papel
viviendo el trance del momento.
Y siento sed de la palabra,
impaciencia de crearte.
Te anudas a mi garganta
en el grito de un verso.
¡Poesía, eres libertad!

viernes, 17 de agosto de 2018

Injusticia


Hay una parte de mí rota y puta,
ennegrecida por eso que llaman injusticia.
Intento arrancarla con dosis de odio,
más no se deja la muy cabrona.
Y he de vivir con su singular versión del mundo.
No es nada fácil, no para mí…
Entonces es cuando me vuelvo asesina
de conceptos, de formas, de maneras, de modos,
de gentes…
Me empapo de esta soledad que a veces duele.
Empotro mi corazón contra la nada
y, escribo poemas vacíos, llenos de muchedumbre.
Mientras tanto sigo esperando un arcoíris de milagros
que me proteja de la hipocresía futura.














jueves, 9 de agosto de 2018

Sometimes


A veces, tu nombre se rompe 
                       y me olvido.
Otras, te asumo resbalando
por el epicentro de mi piel.

Se desmaya la esencia atemporal en pétalos de tiempo. 
Contemplándote mi memoria apresada y cautiva...

Deliciosa congoja de un tormento. 
Se contradicen todas mis partes,
ante el vendaval de una historia                           
                          carente de firmeza.
Y sin embargo digo, escribo: amor.
Porque lo hicimos,
                   porque lo vivimos.